viernes, 26 de mayo de 2017

CUIDADO CORPORAL

Ya he hablado de cómo cuidarse la cara, pero… ¿Y el cuerpo? Hay quién sólo se preocupa un par de meses antes del verano, que es cuándo “lo enseñamos”; pero es importante cuidarlo todos los días para que de verdad luzca como queremos.



Como ya he dicho en anteriores entradas del blog, es fundamental cuidarse del sol para evitar manchas y el envejecimiento prematuro; hidratarse y seguir hábitos de vida saludables.



quirozaisu.es



PAUTAS A SEGUIR

Utilizar jabones no demasiado fuertes que resequen; secar la piel a toques, y no frotando con agresividad.

Para cada problema hay un producto especial; existen cosméticos solamente hidratantes, o con tratamiento (antiestrías, reafirmantes, específicos para manos, pies o senos, anticelulíticos...)


RUTINA DIARIA

Después de la duchaHidratar para recuperar la película hidrolipídica que cubre la epidermis. Hay infinidad de productos en el mercado: aceites, cremas, lociones que se aplican en la ducha…

Una vez por semanaEl cuerpo también necesita eliminar células muertas. Realiza un peeling corporal suave que no irrite la piel (incluyendo manos y pies) e hidrata posteriormente.


QUE HACER CON…

Manos: Utiliza jabones suaves, sécalas bien después de cada lavado, y aplica todas las noches crema para hidratarlas. Después de la exfoliación, hidrata y colócate unos guantes para que penetre mejor la crema.

Uñas: Utiliza de vez en cuando esmaltes con tratamiento. Para evitar que se pongan amarillas cuando se maquillan con colores fuertes aplica una base primero. Es bueno dejar al menos dos días las uñas sin pintar para que respiren e hidratar las cutículas para evitar cortarlas.

Pies: Hidratarlos por las noches evita la sequedad y las durezas. Una vez a la semana, es bueno exfoliar y limar para eliminar las callosidades; seguidamente dale un extra de hidratación aplicando la crema, y colocándote unos calcetines.


FUERA DE CASA

La manicura y pedicura dejan la piel y las uñas perfectas, que junto con el masaje, consiguen relajar todos los músculos.


Existen tratamientos que  nutren e hidratan a base de exfoliación, envoltura y masaje, que dejan la piel como nueva; y otros que van destinados a tratar problemas específicos como la celulitis, la flacidez, seno caído…