miércoles, 29 de julio de 2015

EL RETO DE ADELGAZAR: COMPLEMENTOS ALIMENTICIOS

Ganarle la batalla a esos kilos de más sin sufrir demasiado y sin desanimarse es posible si se sabe cómo hacerlo. Lo primero y más importante es seguir un estilo de vida saludable, tener hábitos alimenticios adecuados y un buen estado psicológico a la hora de realizar una dieta. En el momento de perder peso, es esencial acudir a un profesional que determine las necesidades metabólicas y psicológicas de cada persona.

El desequilibrio nutricional repercute en el estado emocional, y este a su vez, en el nutricional. Sufrir estrés o ansiedad puede llevarnos a consumir en exceso aquellos productos que aumentan la grasa corporal.

Basta con ir al supermercado, ver la televisión, leer una revista o  escuchar la radio para darse cuenta de la cantidad de complementos alimenticios que hay en el mercado. Estos suplementos son productos naturales que ayudan a perder peso, saciar, regular hormonas y transformar la grasa en energía. Nunca deben tomarse de manera descontrolada y sin saber si de verdad nos hacen falta. Hay que tener en cuenta que son un suplemento y no un sustitutivo, ni un medicamento, o ese “ingrediente milagroso” con el que no hace falta hacer nada más.


Según la función del complemento se pueden clasificar en:
  1. QuemagrasasActúan en el metabolismo de las grasas, quemándolas u oxidándolas más fácilmente, o atrapándolas en el tracto digestivo para expulsarlas de manera natural. Por ejemplo... Citrus aurantium; té verde, té rojo, chitosán, glucomano, cafeína, guaraná, ginseng rojo, etc.
  2. SaciantesSuelen tomarse una hora antes de las comidas con abundante agua. Son productos ricos en fibra que se hinchan en el estómago y producen sensación de saciedad. Por ejemplo... Fucus, espirulina, kelp, glucomano, etc.
  3. Diuréticos: Eliminan la retención de líquidos. Por ejemplo... Diente de león, hinojo, cola de caballo, vinagre de manzana, alcachofa, etc.
  4. Aceleradores del Metabolismo: Aumentan el gasto energético. Por ejemplo... Fucus, té verde, té rojo, cromo, citrus aurantium, etc.
  5. Reguladores HormonalesCombaten la ansiedad, ayudan a regular el funcionamiento de determinados órganos, y normalizan el apetito. Por ejemplo... Cinc, niquel, cobalto, triptófano, vitaminas, etc.


Se utilicen o no suplementos nutricionales, seguir una dieta equilibrada y hacer ejercicio es fundamental para obtener buenos resultados, ya que sin un poquito de esfuerzo, nada es milagroso.

lunes, 29 de junio de 2015

VENDAS FRÍAS

Calor, pesadez de piernas, "operación bikini"...

Se acerca el Verano, y con él el uso de ropa que deja al descubierto nuestro cuerpo. Muchos puede que hayan comenzado la "operación bikini", tratamientos reductores, anticelulíticos y reafirmantes, que hacen que luzcamos más guapos o guapas en la playa; pero en esta época no sólo nos incomoda esa "grasa localizada", también nos fijamos en las piernas, esa parte del cuerpo que en estos meses lucimos casi en cualquier ocasión, y hace que nos preocupe más que el resto del año.



Las piernas pueden resultar pesadas, adormecidas, cansadas e incluso hinchadas por culpa del calor. Todo esto sumado a venitas visibles, celulitis o flacidez, puede hacer que muchas personas se avergüencen, intentes esconderlas, y no disfrutan del buen tiempo.

quirozaisu.es
Existe un tratamiento natural sin aparatología, que alivia las piernas cansadas y ayuda a nivel estético (grasa localizada, flacidez, retención de líquidos, celulitis...), que se suele complementar con masaje con vendas frías.

El procedimiento es muy sencillo; se aplica la venda con un producto criogénico que provoca vasoconstricción superficial generando vasodilatación profunda compensatoria, mejorando la circulación sanguínea y la nutrición de los tejidos. El cuerpo para mantener su temperatura, activa su "sistema de defensa", quemando grasa y eliminando toxinas.

Para una mayor eficacia, es aconsejable combinar este y otros tratamientos estéticos, que potencien el efecto reductor; así como aumentar el número de sesiones para mantener la sensación de descanso en las piernas por más tiempo.

martes, 26 de mayo de 2015

IMPORTANCIA DEL MASAJE INFANTIL

El contacto afectivo es fundamental en el desarrollo físico, psicológico y emocional del bebé. El primer lenguaje y manera de comunicarnos con ellos, es el tacto; un medio que no sólo le favorece, sino también a los padres o personas que estén a su alrededor, estimulando y creando el vínculo afectivo. El cariño y amor que se le dé en esta etapa es fundamental, ya que le proporciona la seguridad necesaria para su crecimiento, por lo que durante el masaje, es importante mantener el contacto visual, así como darle besos y caricias.

Al disminuir  la tensión muscular  con el masaje, se liberan emociones y ansiedad, consiguiendo relajar al bebé. Al relajarse el músculo, éste absorbe sangre, que con la posterior contracción del mismo, la bombea hacia el corazón, ayudando así al retorno venoso y por lo tanto, a la llegada de sangre a las zonas más periféricas del cuerpo, como son la cabeza, las manos y los pies, zonas que suelen estar más frías que el resto del cuerpo.

quirozaisu.es
Otros importantes beneficios de su realización, son la potenciación del flujo linfático, que elimina los productos de desecho y mejora la resistencia frente a infecciones; la estimulación de endorfinas, que mitigan el dolor del nervio vago, rama que inerva el tubo digestivo y facilita la liberación de hormonas para la absorción de alimentos; la eliminación de células muertas de la piel y el afianzamiento de las posturas, que consigue que se sientan más seguros.

Para los padres, los masajes resultan de gran ayuda a la hora de afianzar su relación, pasar más tiempo con el niño y coger confianza, ya que ellos no viven de igual manera que la madre los 9 meses de gestación. Fomenta su seguridad al bañarlo, calmarlo, cambiarlo y reconfortarlo.

Es importante elegir el momento adecuado, esto lo hará placentero para ambos y conseguiremos que el bebé vaya cogiendo el hábito del masaje. No debe tener hambre ni el estómago lleno, lo ideal es hacerlo después del baño o en cualquier otro momento en el que esté relajado.
 
Antes de comenzar es bueno asegurarse de que la habitación está cálida, y que la superficie donde lo tumbaremos es blanda y cómoda. Nuestra actitud a la hora de realizar el masaje debe ser relajada, pues perciben nuestro estado anímico.

Nunca haremos masaje si el bebé está enfermo, en zonas amoratadas o inflamadas, o 48 horas después de una vacuna.

Cuando adquieren cierta movilidad y están explorando el mundo, es posible que no consigamos que esté tumbado mucho tiempo; es el momento de aprovechar al cambiarles de ropa o aplicarles la crema después del baño.

No es difícil aprender diferentes técnicas para ayudarles con las molestias que ocasionen los gases y cólicos, la dentición, el insomnio o la irritabilidad.

Aprender a dar masajes a tu bebé no sólo será una experiencia maravillosa para ti, sino que lo ayudarás en la estimulante y maravillosa etapa del desarrollo.

viernes, 24 de abril de 2015

GIMNASIA HIPOPRESIVA

Me he encontrado con jugadoras de voleibol jóvenes que sufrían leves pérdidas de orina al estornudar... Esto sucede porque en la ejecución de determinados deportes, se realizan rebotes repetidos que pueden “descolgar” el suelo pélvico; y es que la incontinencia no es cosa del envejecimiento o como consecuencia de un parto, es un problema que puede aparecer a cualquier edad y sin distinción de sexo.

Esta gimnasia no sólo soluciona y previene este problema aumentando el sostén del suelo pélvico y recolocando la vejiga, recto, próstata y ano, sino que tiene otros muchos beneficios:

- Al contraer la faja abdominal aumenta el tono de la cintura consiguiendo reducirla. Trabaja los músculos transverso y oblicuo del abdomen fundamentalmente.

- Alivia el dolor de espalda y previene hernias, ya que separa las vértebras y aumenta el tono muscular, evitando que la presión entre ellas sea mayor al realizar esfuerzos.

- Mejora la función respiratoria al potenciar los músculos inspiratorios y espiratorios en la ejecución de los ejercicios.

- Su realización regula el tono muscular general del cuerpo, disminuyendo los excesos de algunos grupos musculares y aumentando otros, así como la reducción de excesivas  curvaturas cervicales, dorsales y lumbares; lo que consigue mejorar la postura.

Esta técnica se realiza a base de movimientos lentos con respiraciones controladas y apneas, y suspensiones voluntarias de la respiración, consiguiendo que el cuerpo esté en forma y se relaje.

La gimnasia hipopresiva fue creada por el Doctor Caufriez cuando se dio cuenta que los ejercicios abdominales perjudicaban el suelo pélvico en el postparto, acentuando los problemas de incontinencia. Al realizar inspecciones vaginales, observó que muchas mujeres tenían movimientos de expansión torácica reflejos, lo que producía la relajación del diafragma y el ascenso de los órganos internos, liberando así la presión de la zona.

Conseguir un buen estado físico es fácil si se es constante. Realizar una secuencia completa de ejercicios de pie y suelo, con sus repeticiones correspondientes, será suficiente para mantenerse en forma y librarse de esos problemas que nos complican el  día  a día.

quirozaisu.es

¿Es mejor este tipo de gimnasia que los abdominales tradicionales?

En mi opinión la respuesta es SI. Al realizar abdominales clásicos, aumenta la presión del espacio abdominal, lo que puede llevar a debilitar la musculatura del suelo pélvico.

En la práctica de los abdominales, se aumenta la presión de los discos intervertebrales de la zona lumbar, lo que a la larga puede llevar a problemas lumbares; así como a la pérdida de la curvatura fisiológica de la columna (nuestra curvatura fisiológica en esta zona se invierte en su realización), la cual es importante para que el peso no recaiga exclusivamente en los discos, previniendo los problemas discales.

martes, 31 de marzo de 2015

EMBARAZO: TERAPIAS Y TRATAMIENTOS

Muchas mujeres sufren molestias ocasionadas por la gestación, sin saber, que en la mayoría de los casos pueden aliviarse.

Antes de realizar cualquier terapia, es necesario conocer la opinión ginecológica, ya que en algunos casos no es recomendable realizarlas. Por lo general, y como manera preventiva, no se realiza ningún tratamiento durante el primer trimestre.

En los masajes realizados durante el embarazo, los cuales nunca serán intensos, la paciente se coloca de la manera más cómoda posible (ya sea tumbada boca arriba, lateral o sentada con los brazos y cabeza apoyados), y se presta especial atención a los aromas de las cremas y los aceites utilizados.


Algunas terapias que pueden ayudar son las siguientes:
  • Los masajes de espalda alivian el dolor relajando la musculatura.
  • El drenaje linfático y los masajes circulatorios ayudan al retorno venoso, y por lo tanto, a la disminución del hinchazón y retención de líquidos.
  • El masaje corporal relaja el cuerpo y la mente, disminuyendo así la sensación de nerviosismo y estrés.


La gestación provoca cambios que pueden dar como resultado diferentes tipos de problemas estéticos. Aceites como el de almendras dulces, rosa mosqueta o cremas hidratantes como la de avena, son muy eficaces para evitar o disminuir la flacidez y las estrías. Para preparar la piel lo máximo posible y conseguir buenos resultados, es necesario aplicar el producto todos los días en pecho, abdomen y piernas.

Es posible que aparezcan manchas o brotes de acné; así que para la higiene y tratamiento de la piel, es bueno realizar exfoliaciones superficiales y aplicar cremas y máscaras de origen natural. Siempre hay que evitar ingredientes como el retinol, aluminio, fucus, y otros productos químicos, ya que todo lo que se aplica en la piel pasa por la sangre, y atraviesa la barrera placentaria.

Es recomendable la aplicación de protección solar de 50 o pantalla total, para evitar hiperpigmentación indeseada.

En el pecho, después del parto y durante la lactancia, es bueno realizar masajes circulares con agua fría de unos 30 segundos, para activar y tener la zona más tersa. Si se aplican cremas o aceites, es necesario limpiar bien el seno antes de amamantar al bebé.

Cuidarse con el embarazo y postparto, ayuda a las mujeres a sentirse mejor por dentro y por fuera; lo importante es buscar un buen profesional que te ayude y sepa tratarte en esta bonita etapa. 

lunes, 9 de marzo de 2015

EL CALAMBRE

"Anoche se me subió el gemelo y no sabía qué hacer"; cuantas veces lo hemos escuchado o hemos sufrido este molesto dolor... 



El calambre muscular es el dolor sufrido por un espasmo involuntario del músculo. No sólo ocurre por una sobrecarga muscular, existen diferentes causas:

  • Pérdidas de líquidos o sales minerales (deshidratación).
  • Disminución de azúcar en sangre.
  • Músculo lesionado.
  • Irritación del nervio que conecta con el músculo (hernia).
  • Problemas vasculares.
  • Uso de determinados fármacos.
  • Enfermedades (hipotiroidismo, alcoholismo, insuficiencia renal...).


Pero, ¿qué hacer cuando sufrimos el calambre?. Pues dependiendo de lo que estés haciendo:

  • Parar el ejercicio y reposar.
  • Estirar y masajear suavemente el músculo afectado.
  • La aplicación de calor suele ayudar, aunque después de sufrir el primer espasmo y pasado el dolor, la aplicación de hielo también puede venirnos muy bien.
  • Beber agua.
  • Si en plena actividad notamos un agarrotamiento, siendo este previo al calambre, se pueden hacer dos cosas:
    1. Reducir la intensidad y disminuir el ritmo.
    2. Estirar y relajar el músculo afectado.


Sabiendo cuáles pueden ser las causas, es más fácil prevenirlas. Si se hace deporte:

  • Aumentar la intensidad y la duración del entrenamiento de forma gradual, para ajustar el cuerpo al ejercicio.
  • Calentar antes de empezar y estirar al finalizar.
  • Tomar bebida deportiva para reponer electrolitos, sobre todo si hace calor y/o humedad.
  • Hidratarse antes, durante, y después del ejercicio.
  • Reponer hidratos de carbono y potasio al terminar.


quirozaisu.es


Aún sin realizar deporte habitualmente, hay que prestar atención a la alimentación, hidratación, y posible sobrecarga muscular provocada por la actividad diaria o puntual.

Puede que siguiendo estos consejos y una vida saludable, los calambres musculares sean más llevaderos, o incluso, evitemos algunos; pero en caso de sufrirlos de manera habitual, lo mejor es consultarlo con el médico para descartar posibles problemas de salud.