lunes, 10 de febrero de 2014

MALA CIRCULACIÓN: PESADEZ DE PIERNAS Y OTROS MALES

Las piernas cansadas son un mal que sufrimos muchas personas, ya sea por malos hábitos, genética, alimentación…



La sangre es impulsada desde el corazón al resto de estructuras del organismo; cuando riega los órganos, vuelve hacia el corazón, lo que se conoce como retorno venoso. Con cada impulso que llega desde el corazón, las válvulas se abren para que pase la sangre, cerrándose inmediatamente para evitar que retroceda. Si esa válvula no queda bien cerrada, se acumula líquido, que si no se elimina, produce el colapso de los capilares (pesadez de piernas), y el aumento de los adipocitos (una de los motivos que provocan celulitis).
 

quirozaisu.es

  1. CAUSAS

    • Mal retorno venoso.
    • Genéticos.
    • Hipertensión.
    • Hormonales (puede darse en embarazo ó menopausia).
    • Estreñimiento.
    • Vida sendentaria.
    • Mala alimentación
    • Ropa inadecuada.
    • Estrés.

  2. SÍNTOMAS

    • Piernas ó tobillos hinchados.
    • Pesadez, dolor, cansancio y/o adormecimiento de las piernas.
    • Celulitis.

  3. ¿QUÉ HACER?


    • Permanecer de 10 a 15 minutos con la piernas en alto (por encima del corazón).
    • Usar medias de compresión.
    • Terapias: masajes circulatorio, drenaje linfático, presoterapia, vendas frías...
    • Dieta rica en verdura, fruta, cereal, legumbre, frutos secos y fibra (moderar el uso de sal, conservas, embutidos, paté, alimentos con mucha grasa, etc.).
    • Tomar bastante agua (depura las toxinas del cuerpo).
    • Usar ropa cómoda y suelta (evitar ropa ajustada, tacón excesivamente alto, zapatos ó calcetines apretados).

quirozaisu.es

    • Cambiar de postura (caminar 10 minutos por cada hora sentado).
    • Evitar los nervios.
    • Duchas frías (bañarse con agua tibia y terminar con agua fría ó cambios de temperatura metiendo los pies en agua).
    • Hacer ejercicios destinados a la activación de la circulación (círculos con los tobillos, caminar de puntillas y talones, círculos con las piernas…).
    • Evitar el calor en las piernas (cera caliente, tomar mucho sol…).
    • Aplicación de cremas específicas.
    • Ingesta de productos naturales (castaño de indias, rusco, vid roja, ginko biloba…).


El ritmo de vida, los malos hábitos, la genética… Muchas son las causas, pero también las soluciones de paliar el problema; en nuestra mano está sentirnos un poco mejor cada día.