martes, 28 de enero de 2014

RELAJANTE, DESCONTRACTURANTE Y DEPORTIVO

¿Qué necesito, un masaje relajante o un descontracturante?. ¿Un descontracturante o un deportivo?. Éstas son algunas de las preguntas que más de uno puede que se haya planteado, y como profesional me he dado cuenta de que mucha gente no sabe distinguirlo.

Es importante saber cuál es la finalidad de cada terapia, y no confundirlas para no llevarse a equívocos.



El masaje relajante armoniza el cuerpo al actuar sobre las terminaciones nerviosas. El terapeuta realiza movimientos lentos y unísonos, consiguiendo disminuir la tensión acumulada. Este masaje no trata ningún tipo de dolencia o patología, sólo busca la relajación física y psíquica del paciente.

Por el contrario, el masaje terapéutico o descontracturante está destinado a trabajar uno o varios grupos musculares, aliviando diferentes patologías, lesiones y contracturas musculares. Este masaje realinea las fibras y llega a planos profundos, por lo que la presión ejercida es mayor.

quirozaisu.es
Ambas terapias liberan tensión y relajan los músculos, pero sólo con un buen masaje descontracturante, eliminarás los nudos y atacarás la raíz del problema que te genera el dolor.

El masaje deportivo se realiza asociado a la práctica deportiva, ya sea antes o después de realizarlo, para preparar la musculatura o descargarla.

En definitiva, si lo que necesitamos es descargar los músculos después de la actividad física, nos haremos un deportivo; si nos duele la espalda o tenemos cualquier otra patología, un terapéutico nos aliviará las molestias; y si lo que nos apetece es relajarnos, lo que necesitamos, tal y como su propio nombre indica, es un relajante.

El cuerpo nos manda señales que nos indican lo que necesitamos en cada momento, sea cual sea su mensaje, hay una respuesta en el masaje, perfecta para él.